Microdermoabrasión

Microdermoabrasión

La microdermoabrasión es un tratamiento de medicina estética que consiste en aplicar unos granos diminutos que consiguen exfoliar y eliminar las células muertas de la piel.

 

Los beneficios no acaban en este punto, ya que la microdermoabrasión es ideal también para el aumento de la producción de colágeno, la renovación de los tejidos, prevenir la aparición de líneas finas, ayudar con los problemas de cutis graso o acabar con los puntos negros y blancos. Del mismo modo, aumenta la circulación de los capilares sanguíneos y, de esta forma, se consigue una piel mucho más oxigenada y nutrida y, por ello, mucho más sana. No solo a la vista, sino también en líneas generales.

 

La microdermoabrasión sirve, del mismo modo, para la queratosis actínica, la eliminación de las estrías, el melasma o acabar con el aspecto envejecido de las manos y la zona del escote.

 

Es una técnica ideal para la exfoliación de la piel y forzar el que se produzca una renovación de las células. La microdermoabrasión se centra en quitar las capas de la piel superficiales. Es en ellas donde se acumulan las células muertas. Con este fin, se emplea una cánula que efectúa la expulsión de microcristales de una manera controlada.

Microdermoabrasión con punta de diamante

Una de las manera de aplicar este tratamiento es la microdermoabrasión con punta de diamante. Esta exfoliación profunda de la epidermis se lleva a cabo cuando la piel se ha limpiado y tonificado, y consiste en un peeling con microgránulos que se aplica a través de un aparato con un sistema de vacío cuyas puntas están recubiertas con partículas de diamante.

 

Te recomendamos, para la realización de este tratamiento, la elección de una fecha que corresponda a los meses de invierno u otoño. Es entonces cuando la exposición a los rayos UV es menor. No obstante, si el tratamiento se realiza en invierno, es importante aplicar filtros UV.

 

El aparato que se emplea para la microdermoabrasión dispone de tres cabezales realizados con zafiro. Estos cabezales son intercambiables y cuentan con varios niveles de intensidad. Del mismo modo, poseen una función dual, es decir, por una parte realizan la exfoliación para la eliminación de la piel excesiva; y, por otra parte, llevan a cabo un masaje de aspiración a través del que se activa la circulación y se estimula la renovación de las células