presoterapia-clinica-judit-valiente

Presoterapia

La presioterapia es un sistema de compresión neumática especialmente diseñado para el tratamiento efectivo de diversos desórdenes del sistema linfático y circulatorio.

 

Los distintos dispositivos neumáticos de presión comprimen y liberan de forma intermitente las zonas donde se han situado.

 

Este bombeo mecánico es el que activa y mejora la circulación sanguínea y linfática, siendo un tratamiento muy beneficioso no solamente en el campo de la estética sino también como ejercicio de rehabilitación para pacientes con movilidad reducida después de un trauma, una cirugía ortopédica u otro tipo de convalecencias.

 

Técnicamente, funciona con aplicaciones de aire en forma ascendente, lo que permite que se produzca un retorno venoso de sangre mayor al corazón y por ende una mayor recirculación de sangre por bombeo de éste en el organismo. Se logra un efecto de relajación y descompresión con el que se activa el sistema linfático y se eliminan toxinas, exceso de líquidos y linfoedema.

 

El paciente debe introducirse en un traje neumático, el cual está dotado de un número de cámaras, que distribuyen presiones de aire controladas, a lo largo del cuerpo afectado. Este traje está compuesto por faja, botas, mangas y cobertor de glúteos, de acuerdo con las zonas que se deseen tratar. Durante cada sesión, el paciente sólo nota una sensación relajante y placentera.

 

Al mejorar la circulación del sistema linfático y del torrente sanguíneo, la presoterapia tiene una serie de efectos positivos que repercuten sobre diferentes partes del organismo:

 

  • Mejora el aspecto de la piel y combate la celulitis: esto se debe a que la presoterapia mejora la circulación, eliminando las posibles retenciones de líquido linfático y activando el sistema circulatorio, por lo que aumenta el oxígeno en la sangre y se produce una mayor nutrición de los tejidos, favoreciendo la regeneración celular.
  • Ayuda a eliminar toxinas: La linfa es la encargada de transportar las sustancias de desecho de las células hacia la sangre; al favorecer la circulación, la linfa podrá eliminar mejor los residuos metabólicos.
  • Combate la hipertensión arterial: la eliminación de retenciones en la circulación de la linfa y la activación del sistema circulatorio ayuda a reducir la presión arterial.
  • Alivia el cansancio y la pesadez en las extremidades: Además, también ayuda a reducir la inflamación derivada de la acumulación de líquidos.
  • Elimina edemas y linfoedemas: En algunas ocasiones, la presoterapia está indicada para eliminar los edemas de una cirugía, una lesión (edema causado por un esguince), o de intervenciones como una liposucción; esto es debido a que ayuda a reabsorber el líquido producido por la lesión en cuestión.
  • Refuerza el sistema muscular: ayuda a tonificar y estimular los músculos y articulaciones, a la vez que refuerza los tejidos conectivos.
  • Alivia el estrés: Al estimular los puntos nerviosos motores, ayuda a aliviar el estrés y la tensión, reduce los espasmos musculares y produce bienestar y relajación.
  • Aumenta las defensas del organismo: Los ganglios linfáticos son estructuras que actúan como depuradoras de la linfa, ya que interceptan agentes patógenos y los elimina. Al mejorar la circulación de los vasos linfáticos, los ganglios mejoran su función y se refuerza el sistema inmunológico.